martes, 23 de septiembre de 2008

Connotando un anuncio de Pepsi

En artículos anteriores hemos visto como en los mensajes publicitarios se da una combinación de un lenguaje que connota y uno que denota. Cuando nos referimos a la denotación nos referimos al mensaje literal que indica lo que se traduce de las palabras o imágenes sin pretensiones de interpretar el sentido. Al contrario, un mensaje que connota exige de la audiencia la subjetividad. Mientras la denotación es plana, directa y transparente; la connotación, requiere un esfuerzo interpretativo que encuentra el sentido y el concepto central comunicativo más allá de los que se dice de modo literal.

El siguiente anuncio es muy claro. Es evidente que se trata de un mensaje que connota. La gravedad nos obliga a estar en tierra. Hombres y productos/objetos se aferran al suelo. Es nuestro habitat. En la imagen, observamos, por tanto, un anuncio de Pepsi en el que las gaseosas se presentan suspendidas en el aire; generando la sensación de que están flotando en el camión que las distribuye.


Lo interesante es que la gaseosa Pepsi como marca madre, esta acompaña de la submarca Light; es decir, de lo liviano. La tendencia de los productos light es antigua y de amplio consumo. En ese contexto, Pepsi (como muchas otras marcas) crearon su marca light.

Se observa, por tanto, que el producto es tan liviano que queda suspendido en el aire en su camino hacia los distribuidores-consumidores. El mensaje connota lo light. Al contrario, si sólo nos remitimos al texto “Pepsi, light” estaríamos frente a un mensaje que denota sin dejar espacio para la interpretación de sentido. ¿Por qué el producto esta flotanto y suspendido en el aire? La respuesta es simple: por tratarse de un producto liviano; más liviano que el aire. El producto light perfecto.